En este momento estás viendo Enfermedades de otoño en adultos mayores

Enfermedades de otoño en adultos mayores

A medida que vamos envejeciendo, es frecuente que hasta un resfriado común pueda afectar más de lo normal a la salud, ya que las defensas tienden a disminuir. En esta ocasión vamos a centrarnos en las enfermedades de otoño, para que conozcas cuáles son las que más se repiten entre los adultos mayores. En un post anterior ya mencionamos los problemas de salud más habituales en verano, y es que hay que tener cierta precaución porque este tipo de situaciones pueden darse en cualquier época del año, aunque bien es cierto que cada una puede tener sus enfermedades más propensas a manifestarse.

Además, también es recomendable prestar especial atención a determinadas franjas de edad, como por ejemplo los niños o las personas de edad avanzada, o a personas con otras patologías desarrolladas.

 

Las 7 enfermedades de otoño que más afectan a la Tercera Edad

El otoño se caracteriza por factores que tienen influencia directa en el estado de salud de la Tercera Edad, ya que provocan que su sistema inmunológico se resienta. Por ejemplo:

· Bajas temperaturas.

· Cambios climatológicos constantes (lluvias, viento o temperaturas inestables).

· Aumento de la humedad.

Tomando esto como referencia, destacamos varias enfermedades de otoño a considerar.

Ansiedad o depresión

Este mes se ha celebrado el Día Mundial de la Salud Mental, y es que, aunque a veces pasemos por alto los factores emocionales o psicológicos, lo cierto es que tienen una gran importancia, y su gestión puede impactar tanto positiva como negativamente en el estado de ánimo de las personas.

En el caso de las personas con edad avanzada, representan un papel protagonista, ya que se manifiestan de forma habitual como consecuencia del cambio horario, la posible reducción de las relaciones sociales debido a que las salidas son más ocasionales, la disminución de la actividad física, etc. Todo esto genera en ellos un estado de apatía o tristeza que si no se trata adecuadamente puede derivar en enfermedades serias como ansiedad o depresión.

Cosas tan simples como la compañía, una buena conversación o una tarde de juegos y aficiones pueden marcar la diferencia.

Gripe y resfriados

Dos de las enfermedades de otoño por excelencia, motivada por los cambios de temperatura, alimenticios, etc., que provocan que nuestro sistema inmunológico se vea afectado.

Te aconsejamos mantener un control de las fechas de vacunación de la gripe o el neumococo, ya que pueden reducir significativamente las opciones de contagio o que los síntomas se agraven.

Bronquitis o neumonía

En ocasiones derivadas de una gripe o resfriado no tratado correctamente. Son infecciones bacterianas que presentan síntomas más graves que en los casos anteriores, pudiéndose volver tan complejas que incluso pueda correr riesgo la vida del paciente.

Por ello es importante tratarlas a tiempo y llevar un seguimiento de la evolución del anciano, a fin de asegurarnos de que el tratamiento aplicado está resultando efectivo.

Asma o dificultad respiratoria

Los cuadros asmáticos se repiten con mucha frecuencia en esta época, motivados por factores que hemos mencionado anteriormente, lo que hace que las vías aéreas estén más expuestas y sensibles.

No obstante, existen tratamientos preventivos para controlar el desarrollo de estas patologías desde sus primeras manifestaciones.

Enfermedades de otoño cutáneas

Al igual que ocurre con otras enfermedades de otoño, los problemas en la piel también pueden darse producto de variaciones en la climatología. Destacamos la dermatitis atópica, una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que encuentra en la primavera y el otoño sus épocas perfectas para manifestarse.

Hay que tener en cuenta que otros aspectos emocionales pueden favorecer que aparezcan brotes de mayor o menor intensidad. De igual forma se pueden combatir con tratamientos médicos apropiados y cuidados constantes en la piel que supongan hidratación.

Déficit de vitamina D

Como resultado de la reducción de las horas de luz solar, la exposición diaria al Sol disminuye, lo que trae consigo casos de falta de vitamina D. Sin embargo, se puede corregir tomando suplementación vitamínica, alimentos saludables con alto contenido en esta y otras vitaminas o procurando exponerse al sol en la medida de lo posible.

Reuma, artritis o artrosis

También este mes tiene lugar el Día Mundial de la Artritis Reumatoide, por lo que merece la pena mencionar este tipo de enfermedades que afectan considerablemente a los ancianos mayores, y que, si bien se producen durante todo el año, debido a los contrastes bruscos de temperatura se agudizan durante el otoño de forma significativa.

Los ejercicios de movilidad y un buen tratamiento pueden ser la clave para mantenerlas bajo control.

 

¿Cómo podemos prevenir su impacto en los ancianos?

Ahora que ya conoces los trastornos de salud más frecuentes en esta época entre nuestros adultos mayores, es momento de poner en práctica algunos consejos para intentar reducir la posibilidad de que las enfermedades de otoño les afecten en gran medida:

· Disponer de ropa de abrigo adaptada a las condiciones climatológicas, ya que no se trata de que pasen frío, pero tampoco excesivo calor.

· Aprovechar para ventilar en horas en las que no se encuentren en las estancias.

· No exponerles a cambios de temperaturas bruscos, tanto en exterior como en interior.

· Buscar actividades alternativas de interior para los días de mal tiempo.

· Monitorizar su estado de salud de forma periódica para detectar con antelación cualquier patología futura.

· Acudir al especialista ante el mínimo síntoma de enfermedad o malestar.

· Fomentar el cuidado de su salud mental compartiendo tiempo de calidad con ellos.

En Monte Hermoso los adultos mayores son nuestra prioridad. Por ello contamos con un fantástico equipo encargado de preservar su salud cuidando hasta el más mínimo detalle. De esta forma, ante la posibilidad de que alguna de estas enfermedades de otoño les afecte, estaremos preparados para dedicarles nuestras mejores atenciones y cuidados. ¡Haznos una visita!

Deja una respuesta